Ajuste de cuentas en Brasil

Un hombre de 17 años buscado por la policía por varios delitos (posesión ilegal de armas, robo e incluso asesinato), amenazó a una familia y pagó el precio mas alto, la muerte. John Cassio, de 44 años acabó con la vida del hombre con tres tiros en la cabeza, más tarde se entregó a la policía y afirmó haber cometido el crimen para proteger a su familia que había sido amenazada por la víctima.

 

Siguenos en Google Plus

Sígueme en Twiter

Están en De mis Demonios